La Policía Nacional participa en un operativo internacional para la identificación de niños víctimas de abusos sexuales

Los más de cuatro millones de imágenes examinados en este operativo superan las capacidades de análisis de cualquier cuerpo de seguridad por separado, por lo que la organización policial europea decidió establecer un operativo conjunto

17

Agentes de la Policía Nacional participan en un operativo internacional para la identificación de niños víctimas de abusos sexuales. Los más de cuatro millones de imágenes examinados en este operativo superan las capacidades de análisis de cualquier cuerpo de seguridad por separado, por lo que la organización policial europea decidió establecer un operativo conjunto.

El trabajo de identificación de víctimas de explotación sexual infantil, supone un reto para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. La mayoría de los foros de Internet en los que se intercambia material inédito de abusos sexuales graves a menores, utilizan recursos técnicos para ocultar las identidades de los productores y evitar que su actividad ilegal pueda ser descubierta y perseguida.

Por desgracia, el número de niños víctimas de abuso va en aumento, y la manera en que estas redes criminales están diseñadas, incrementa la demanda de más material de abuso infantil, que representa nuevas víctimas de abusos sexuales. Por este motivo, y en el marco de la lucha contra la Explotación Sexual Infantil en Internet, en noviembre de 2014, a petición de los Estados miembros de la UE y otros socios de cooperación, EUROPOL organizó un Operativo de Identificación de Víctimas (VIDTF) para aprovechar la cooperación internacional en el desarrollo de nuevas técnicas de investigación en la identificación de víctimas.

Las Policías del mundo más comprometidas con la identificación de víctimas de abusos sexuales se juntaron con alrededor de 10 terabytes que superaban las cuatro millones de imágenes (muchas de ellas en formato vídeo), de las cuales dos millones fueron aportadas por el Cuerpo Nacional de Policía de España. Participaron Australia, Reino Unido, Dinamarca, Francia, Alemania, Holanda, España, Suecia, Estados Unidos, EUROPOL e INTERPOL.

En el complejo policial europeo de EUROPOL, sito en La Haya, se dispuso de un entorno de trabajo cooperativo en el que, a través de herramientas de análisis de imagen y en comunicación con la base de datos ICSE de Interpol se intentaría identificar, a lo largo de 12 días de trabajo efectivo (incluyendo sábado y domingo) en turnos de 10 horas diarias, a la mayor cantidad de víctimas posibles.

A través de la puesta en común de los recursos facilitados por EUROPOL, los expertos de los países fueron capaces de seleccionar el material y establecer vínculos que de otra manera no hubieran sido posibles. Mediante el uso de los métodos de identificación de las víctimas y el desarrollo de otras herramientas nuevas, los expertos aislaron colecciones de imágenes y archivos de vídeo del material recopilado durante la actividad policial en los distintos países, con una importante aportación de La Policía española.

240 nuevas series detectadas

Se han detectado 240 series nuevas de abusos sexuales (cada una de ellas con al menos una víctima) sobre menores, así como material inédito sobre más de 100 series ya conocidas.El concepto series se refiere a un conjunto de fotografías o videos realizados sobre una misma víctima o grupo de víctimas. Por lo tanto estamos hablando de al menos 240 niños y niñas diferentes y de las cuales no se tenía conocimiento, víctimas de abuso sexual explícito, grabado y distribuido. Luego se examinaron las series en busca de pistas que podrían localizar e identificar a las víctimas.

Tras este proceso de análisis se elaboraron paquetes de inteligencia que se distribuyeron a los países en los que se habían localizado a las víctimas y a los abusadores. Durante el transcurso del Operativo se logró el rescate de varias víctimas menores y la identificación y detención de sus abusadores, en Europa y Australia. Tanto para EUROPOL como para el resto de las policías europeas, la identificación de víctimas debe de ser una de las máximas prioridades en la lucha contra la explotación sexual de la infancia. Solo a través de ese arduo y especialmente duro trabajo se puede rescatar a niños que están sufriendo y que, de otra manera continuarían en tal situación.

Troels Oerting, Jefe del Centro de Cibercrimen Europeo (EC3) en Europol, dijo refiriéndose al resultado del taller: “La tarea más importante para la policía que trabaja en la persecución de abuso sexual infantil en la red, es identificar y rescatar a las víctimas de otras agresiones sexuales. La puesta en común de recursos, conocimientos y habilidades técnicas, combinadas con el nuevo software, es la forma más efectiva para identificar y rescatar a estos pobres niños. Es por eso que es tan importante que las agencias policiales de todo el mundo inviertan y participen en grupos de trabajo de identificación de las víctimas de este tipo. EC3 seguirá apoyando, facilitar y financiando estos grupos de trabajo y estamos muy comprometidos con nuestro papel en esta importante área”.

La presencia de España, representada por expertos investigadores pertenecientes a la Unidad de Investigación Tecnológica, entre la élite de los países dedicados a tal menester mantiene a nuestro país, a través del Cuerpo Nacional de Policía, entre los puestos de cabeza del combate contra los delitos relacionados con los abusos a menores y su distribución a través de Internet, además de proporcionar una muy valiosa experiencia operativa a los analistas destacados.

Página oficial de la DGP-NOTAS DE PRENSA
Link a enlace http://www.policia.es/prensa/20150116_1.html

*Imagen de archivo

Víctimas muy poco mediáticas

Marta del Castillo, Ruth y José Bretón, Asunta Basterra… Todos ellos fueron víctimas de crímenes que han merecido cientos de horas de televisión y miles de titulares de periódicos. Pero la inmensa mayoría de los asesinatos que se producen en España pasan inadvertidos, sin merecer apenas la atención de los medios.

asunta_basterra

La muerte de Asunta Basterra ha sido uno de los casos con mayor carga de morbo y atención mediática de los últimos años

Marta del CastilloRuth y José BretónAsunta Basterra… Todos ellos fueron víctimas de crímenes que han merecido cientos de horas de televisión y miles de titulares de periódicos. Asesinatos y desapariciones mediáticas desde el primer momento, en los que la prensa ha contado casi en tiempo real las pesquisas de la Policía o de la Guardia Civil. El registro de la finca de Teo –propiedad de la madre de Asunta–, el paseo de Bretón padre por el parque explicándole al juez cómo supuestamente perdió a sus hijos o los rastreos por el Guadalquivir en busca de Marta del Castillo, forman parte del imaginario colectivo, casi de la cultura popular.

Los platós de televisión se llenaron de supuestos expertos que hablaban con autoridad de la combustión de un cuerpo humano, de las mareas en los ríos o de los efectos de las benzodiacepinas en el organismo de una adolescente… El ministro del Interior de turno prometía rápidas resoluciones a las víctimas y hasta debajo de las piedras surgían amigas íntimas de Marta del Castillo, ex novias de José Bretón o familiares del matrimonio Basterra-Porto en busca de su minuto de fama.

Más del 90 por ciento de los asesinatos que se cometen en España son esclarecidos. A la mayoría de ellos no se les presta la menor atención

Pero la inmensa mayoría de los asesinatos que se producen en España pasan inadvertidos, sin ninguna presencia en los medios. Más del 90 por ciento de ellos quedan esclarecidos por nuestras fuerzas de seguridad, que están a la cabeza de Europa en la tasa de resolución de homicidios. Otro tanto pasa con las desapariciones. Y así ocurrió con la de una mujer dominicana Adolfina Puello, y su hija Argelys, de nueve años. Madre e hija desaparecieron a finales del pasado mes de junio en Madrid. Solo la abuela paterna de la niña buscaba a las desaparecidas o, al menos, a su nieta.

Nunca llegaron a Santo Domingo

Fue esta mujer quien presentó una denuncia en una comisaría de Madrid: su nieta tenía que haber llegado a Santo Domingo y nunca llegó, y no sabía nada ni de ella ni de la madre, con la que no mantenía buenas relaciones. El caso tenía todas las trazas de pasar a formar parte del archivador de casos pendientes para siempre: una prostituta dominicana y su hija, sin ningún arraigo en España, no son precisamente víctimas que vayan a captar la atención mediática, ni siquiera la de las autoridades diplomáticas de su país.

La desaparición de una prostituta dominicana y su hija, sin ningún arraigo en España, no despertó el menor interés ni de los medios, ni de las autoridades

Sin embargo, la comisaría de Puente de Vallecas, distrito donde residía la mujer desaparecida, se hizo cargo de las investigaciones y sus policías trataron el caso con un absoluto rigor y con la ventaja de trabajar alejados de los focos. La desaparición se calificó pronto como de “alto riesgo”: a una madre y una hija no se las traga la tierra. Los agentes de Puente de Vallecas, con su comisario al frente –un veterano curtido por muchos años como investigador–, invirtieron en la búsqueda de Adolfina y Argelys horas, ingenio y oficio. La tarjeta de puntos de una cadena de salas de exhibición de cine sirvió para demostrar que el principal sospechoso mintió a la policía en su primera declaración; los investigadores encontraron al último cliente que tuvo la mujer para reconstruir sus últimos días…

Acostumbrado a vivir de las mujeres

La policía fijó pronto el foco en la pareja de la desaparecida, un tipo sin oficio ni beneficio, acostumbrado a vivir de las mujeres, llamado Raúl Álvarez. Le siguieron, vigilaron sus comunicaciones, controlaron y conocieron su entorno. Era el sospechoso de dos asesinatos, aunque sus víctimas no habían merecido ni un minuto de televisión. Pero eso al comisario y a los suyos les daba igual.

Para los investigadores, no hay muertos de primera o de segunda. Eso es cosa de nosotros, los periodistas.

En octubre se incorporaron a las pesquisas los agentes de la UDEV Central de la Comisaría General de Policía Judicial. La misma unidad que había esclarecido el crimen de los hijos de José Bretón, pero también el de “El Sevi” –un camello de marihuana de Logroño–, el de una prostituta brasileña a la que un cliente mató para no pagarla o el de dos mujeres chinas a las que tampoco nadie buscaba.

Entre ellos y los agentes de Puente de Vallecas resolvieron el doble crimen: detuvieron al sospechoso y hallaron los cadáveres de madre e hija en el fondo de un pozo de un pueblo de Zamora, donde habrían reposado para siempre si no hubiese sido por el celo y la profesionalidad de un puñado de policías, empeñados en darle a Adolfina y a Argelys la dignidad que apenas tuvieron en vida. Para los investigadores, no hay muertos de primera o de segunda. Eso es cosa de nosotros, los periodistas.

Manuel Marlasca

Link a enlace http://www.zoomnews.es/467207/pringue/delitos-muy-poco-mediaticos

Un hombre mata a su mujer en Paterna con su escopeta de caza y luego se suicida

La hija de seis años de la pareja, su hermana y una amiga, pidieron auxilio desde el balcón al escuchar los disparos

hombre-mata-1

Una mujer que quiere poner punto y final a una relación sentimental que desde hace tiempo se ha convertido en un tormento para ella. Un marido que no asume la ruptura, y que además tiene licencia de armas porque es cazador. El resultado por desgracia se vuelve a repetir. Ella muerta a tiros y su asesino que opta por quitarse la vida una vez ha llevado a cabo su crimen, cuando ya es demasiado tarde para arrepentimientos. La lacra de la violencia machista vuelve a golpear a la Comunitat Valenciana, en esta ocasión en Paterna. La víctima, Ana Aibar Moscoso, de 37 años, no había presentado denuncias previas por malos tratos pero los que la conocían aseguran que llevaba tiempo «triste y preocupada» por una ruptura que se presentaba difícil, según les había reconocido a sus allegados.

Tanto es así que hace unos tres días la policía tuvo que acudir al domicilio familiar, situado en la calle Enric Valor de Paterna después de que la hermana pequeña de la fallecida telefoneara informando de que su cuñado se había puesto violento y quería llevarse por la fuerza a su hija, de seis años, a Barcelona, donde reside la familia paterna. «Estaba hasta los cojones de él», aseguran fuentes próximas a la familia de la víctima, quienes remarcan que los problemas se remontan a los últimos dos años de convivencia. «Ya no sonreía, estaba mustia, lo llevaba en la cara», apunta María José, quien señala que Ana no era ni mucho menos así y que su estado actual era consecuencia de lo mal que lo estaba pasando estos días con su marido.

Este nuevo crimen machista, unido al caso ocurrido también ayer en Valladolid, donde un hombre acabó a cuchilladas con la vida de su expareja y el actual compañero de ésta, eleva a 48 la cifra de mujeres muertas a manos de sus maridos o exparejas en España en este año 2014.

Los hechos ocurrieron en torno a las 15.30 horas de ayer en un piso de la calle Enric Valor de Paterna. En el bajo de esta misma finca, construida precisamente por el padre de la fallecida, se encuentra la empresa familiar de ambulancias que gestionaba desde hacía un año la fallecida, técnica en emergencias sanitarias. Su marido y autor de su muerte era albañil pero actualmente se encontraba trabajando en un almacén porque no le salía trabajo en la obra, lo que había sido motivo de discusión de la pareja en varias ocasiones, según apuntaron fuentes próximas a la familia.

Quería llevarse a la niña
El matrimonio, que tenía una hija en común de seis años y otra hija de ella, de 14, de una relación anterior, había iniciado los trámites de separación. No obstante, Raúl no había asumido la ruptura y quería llevarse con él a su hija. Este parece ser el origen de la discusión que mantuvieron ayer y que finalmente acabó en tragedia.

En el momento en el que se produjo el crimen se encontraban en el domicilio las dos hijas y una amiga de éstas, también menor de edad. Al parecer, Raúl cogió a Ana y la metió dentro de la habitación de matrimonio, cerrando la puerta por dentro para que las niñas no pudieran entrar. Fue entonces cuando tras una breve discusión las menores escucharon tres disparos. «¡Auxilio, socorro!», gritaron las niñas desde el balcón, «llorando y totalmente histéricas», temiendo lo peor, según relataron ayer varios testigos.

Hasta el lugar acudieron varias patrullas de la Policía Nacional, cuya comisaría se encuentra a escasos metros de esta misma calle, así como agentes de la Policía Local, que acordonaron la zona, un camión de bomberos y una ambulancia del SAMU. «Al principio pensaban que el asesino estaba todavía dentro armado y que podía escapar», apuntó una vecina de la finca. Sin embargo, los agentes pronto comprobaron que ambos estaban muertos, tras hallar los cadáveres en el dormitorio de la casa con heridas de bala, él en la cabeza y ella en el abdomen. Ambos de 37 años y nacionalidad española.

Los sanitarios del SAMU únicamente pudieron confirmar el fallecimiento. Asimismo tuvieron que atender a varias personas por crisis de ansiedad, entre ellas a una mujer de 62 años. Los gestos de dolor de los familiares se sucedían conforme iban llegando al lugar al conocer la triste noticia. «Se nos ha ido Anita», sollozaba una mujer.

Las manchas de sangre en el techo de la habitación todavía eran visibles desde la ventana de los pisos próximos, según relataron los vecinos, conmocionados por lo sucedido. «Me he quedado petrificada cuando me lo han dicho», confiesa Consuelo. «Era muy buena persona y muy trabajadora», afirma sobre la fallecida, que solía llevar a su madre en la ambulancia hasta Tavernes Blanques.

La alcaldesa de Paterna, Elena Martínez, confirmó en el lugar que les consta a la Policía Local ni a los servicios sociales municipales que la víctima hubiera presentado denuncia alguna contra su pareja. Además insistió en que se encontraban en trámites de separación y que incluso él «estaba preparando las maletas para irse de casa». El Ayuntamiento de Paterna decretará hoy un día de luto oficial y a las 12 horas se guardarán cinco minutos de silencio frente al consistorio para condenar este nuevo caso de violencia machista.

mujeremprendedora

A sus 37 años recién cumplidos hace dos semanas, Ana Aibar se había convertido en una mujer muy respetada en el mundo del transporte sanitario por su buen carácter y su profesionalidad como responsable de la empresa Aimos. Incluso recibió el premio a mujer emprendedora en el año 2013.

IGNACIO CABANES | PATERNA 

Link a enlace http://www.levante-emv.com/sucesos/2014/12/09/hombre-mata-mujer-paterna-escopeta/1198873.html

El Programa contra la violencia de género ayudó con 23.000 euros a 16 mujeres en Salamanca que tuvieron que cambiar su residencia

Además, el Estado contabilizó en 2013 que 1.141 mujeres salmantinas se acogieron a la Renta Activa de Inserción colectiva de las víctimas de violencia de género.

Violencia_3_original_detail

Los datos aún siguen sorprendiendo pese a transitar por el año 2014;y es que, la lacra de la violencia de género sigue teniendo su incidencia en la sociedad salmantina actual, hasta el punto de que 16 mujeres se vieron obligadas a abandonar su residencia habitual por este hecho en Salamanca.

Además, éstas se acogieron a un Programa del Gobierno que ayuda económicamente a estas mujeres que se ven obligadas a dejar su vivienda por este motivo, destinando 23.004 euros para todos estos casos, con una media de 1.278 euros por cada mujer que sufre violencia de género en Salamanca.

Al menos eso es lo que indican los datos del Gobierno, que revelan además que solo los meses de mayo, junio y julio quedaron desiertos de esta ayuda al no haber ninguna mujer que denunció, mientras que en los otros 9 meses de 2013 se produjeron los 16 casos mencionados.

Por otro lado, el Gobierno también cuenta con un plan sobre la Renta Activa de Inserción colectiva para las víctimas de violencia de género, al que pidieron ayuda un total de 1.141 mujeres en el año 2013, dato que ejemplifica 104 cada mes.

Aún más preocupante es la cifra de los seis primeros meses de 2014, que revela que 704 mujeres se han acogido a este plan, o lo que es lo mismo, 118 cada mes. La inversión realizada en Salamanca en 2013 ascendió a 528.000 euros, mientras que entre enero y junio de 2014 fue de 293.000 euros.

Así, el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) establece una serie de requisitos y de criterios para la concesión de estas ayudas, y son los siguientes, tal y como destaca en la propia web del organismo:

¿QUÉ HACER SI TRABAJA Y SUFRE VIOLENCIA DE GÉNERO?

– Solicitar la suspensión temporal de su relación laboral con reserva del puesto
de trabajo o su extinción definitiva.

– Presentar en su empresa una orden de protección judicial o informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de que está siendo objeto de violencia de género.

– Tanto la suspensión como la extinción se considerarán situación de desempleo involuntario, lo que le permite solicitar y cobrar la prestación contributiva o subsidio por insuficiencia de cotización, siempre que reúna el resto de los requisitos exigidos con carácter general.

En ambos supuestos, a efectos de la cuantía de su prestación, las bases de cotización que en su momento se vieron afectadas por la reducción de jornada le serán incrementadas hasta el 100% de su cuantía.

Si tras haber recibido la prestación por desempleo, la víctima solicita la extinción definitiva de su relación laboral por el mismo motivo o por finalizar su relación de trabajo por cualquier otra causa ajena a su voluntad, este período de suspensión se considerará de ocupación cotizada para el reconocimiento de un nuevo derecho en el que no se tendrá en cuenta lo percibido en la prestación anterior.

¿EN QUÉ PERIODO SE PUEDE SOLICITAR ESTA SUSPENSIÓN TEMPORAL?

– 6 meses, pudiendo prorrogarlo por períodos de 3 meses hasta alcanzar los 18, siempre que la autoridad judicial acredite la necesidad de mantener la suspensión para garantizar su protección y seguridad.

– Es un período de cotización efectiva para las prestaciones de jubilación, incapacidad permanente, muerte o supervivencia, maternidad y desempleo.

SOLICITAR LA INCORPORACIÓN AL PROGRAMA DE RENTA ACTIVA DE INSERCIÓN
Para ello, debe cumplir los requisitos que se indican en el apartado del programa de renta activa de inserción.

OTRAS AYUDAS PARA VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO
– Si carece de rentas propias superiores a 483,98 euros mensuales, y se presuma que debido a su edad, falta de preparación y circunstancias sociales, tiene especiales dificultades para obtener un empleo y participar en los programas de empleo para su inserción profesional, podrá recibir una ayuda de pago único equivalente a seis meses de subsidio por desempleo.

– Si tuviera reconocida una discapacidad en grado igual o superior al 33%, el importe de la ayuda ascenderá al equivalente a 12 meses de subsidio por desempleo.

– Si tiene responsabilidades familiares, el importe de la ayuda podrá alcanzar el equivalente a 18 meses de subsidio o de 24 si alguno de los familiares que conviven con Ud. tiene reconocida una discapacidad en grado igual o superior al 33%.

Estas ayudas serán concedidas por las Administraciones competentes en materia de servicios sociales

Chema Díez

Link a enlace http://www.tribunasalamanca.com/noticias/el-programa-contra-la-violencia-de-genero-ayudo-con-23-dot-000-euros-a-16-mujeres-en-salamanca-que-tuvieron-que-cambiar-su-residencia/1417974934

La policía rescata a una castellonense que estaba siendo retenida y maltratada en Rumanía

La joven envió el mensaje “SOS, este tío me va a matar” para alertar a su familia de la situación que vivía – La denuncia fue efectuada en Castelló

19kbq

La Policía Nacional ha rescatado a una castellonense que estaba siendo retenida y maltratada en Rumanía, a donde se trasladó hace un año con su pareja, de nacionalidad rumana, por cuestiones de trabajo. Según han informado fuentes de la comisaría de Castelló, la víctima pidió auxilio a su hija, que también vive en Castelló, a través de un mensaje al móvil donde le ponía: «SOS, SOS, este tío me va a matar».

La hija fue quien informó al Cuerpo Nacional de Policía que, inmediatamente, activó el protocolo de cooperación policial internacional para «dar protección a la mujer». La víctima regresó la semana pasada a Castelló donde permanece actualmente con su hija.

La mujer se encontraba retenida en una vivienda en la localidad de Satu Nou (Rumanía) y se puso en contacto con su hija para informarle de que estaba sufriendo «malos tratos» y que acababa de «recibir una paliza», pero que «no lo denunciaran», dado que temía «las represalias».

Tras informar de los hechos en la comisaría de Castelló, una patrulla de la policía rumana acudió al domicilio de la víctima para comprobar su estado y ponerla en contacto con los agentes españoles, quienes la guiaron para que abandonara el domicilio en el que estaba retenida y pudiera volver a España.

Los agentes de la comisaría de Castelló mantuvieron, desde ese momento, un contacto «constante» con ella, le asesoraron y le indicaron los pasos a seguir para «garantizar su tranquilidad y seguridad en todo el proceso».

La mujer, que se encontraba nerviosa, pudo refugiarse en el domicilio de unos amigos y recibir un envío de dinero de su familia, con el que pudo comprar un billete y regresar a España.

Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía la han atendido y han iniciado el protocolo para la protección de víctimas de violencia de género, una vez en Castelló.

NEREA SORIANO | CASTELLÓ

Link a enlace http://www.levante-emv.com/sucesos/2014/12/04/liberada-espanola-maltratada-rumania-pidio/1197026.html

(Imagen de archivo)

35 años de paridad en la Policía

La Policía Nacional fue el primer cuerpo de seguridad en incorporar a las mujeres, allá por 1979. Tres décadas y media después el compañerismo y la normalidad son absolutas.

0001721860_335x230_JPG000

Amelia y María, dos de las mujeres que forman parte de la dotación de la Comisaría Provincial de la Policía Nacional en una foto tomada el pasado jueves. / Lourdes de Vicente

En 1979 España seguía inmersa en plena transición democrática. El 1 de marzo Adolfo Suárez y la UCD volvieron a vencer en las elecciones generales y el 3 de abril se celebraron los primeros comicios municipales democráticos después de la dictadura franquista. En Cádiz un pacto de la izquierda permitió que el socialista Carlos Díaz se convirtiera en alcalde de la ciudad a pesar de que la UCD fue la formación más votada. En el mundo, Michael Jackson sacaba su primer disco en solitario tras dejar los Jackson Five, Juan Pablo II visitaba su Polonia natal o el ayatolá Jomeini le daba forma a la revolución iraní tras el exilio del Sha de Persia. En esa España que buscaba la modernidad fue donde se aprobó la incorporación de la mujer a la Policía Nacional, cuerpo pionero en esto de la paridad. En julio de aquel año, 42 inspectoras juraban el cargo en lo que entonces se denominaba Cuerpo Superior de Policía. Seis años más tarde, en 1985, las mujeres accedían también a la Escala Básica. 35 años después a nadie extraña ver a mujeres desempeñando labores policiales y en otros cuerpos de seguridad del Estado. Para saber cómo ha cambiado la Policía en estos 35 años Diario de Cádiz conversó el pasado jueves con cinco integrantes femeninas de la Comisaría Provincial. Curiosamente todas ellas nacieron fuera de la provincia, pero, en la mayoría de las ocasiones, se han casado con gaditanos y han echado raíces en esta tierra.

Eso le pasó a Amelia, una inspectora que lleva 17 años en el cuerpo y a la que la vocación le entró de forma tardía. “Estudié Derecho pero a la hora de decidir si me preparaba unas oposiciones me sentí más motivada por las diferentes áreas que me ofrecía la Policía”.

Desde entonces Amelia ha estado en varias unidades, como Personal, Régimen Disciplinario, Seguridad Ciudadana o el Servicio de Atención Familiar (SAF) de San Fernando. Nació en Madrid y también ha estado destinada en la capital de España, Málaga o Barcelona. Desde su llegada al cuerpo ha notado “muchísimo cambio. Al principio los compañeros más veteranos nos miraban de otra forma, a muchos no les hacía gracia salir a patrullar con nosotras. Se sentían incómodos. Pero eso hace años que cambió. El compañerismo dentro de la Policía está muy presente y no se hacen distinciones entre hombres y mujeres”.

Reconoce Amelia que en Barcelona vivió alguna situación complicada patrullando en la calle. Sobre todo con ciudadanos árabes. “Cuando les pedía que se identificaran se negaban. Se sentían violentos porque una mujer les impusiera algo. Al principio me chocaba, me rebelaba, pero luego entendí que si el que pedía la documentación era mi compañero y yo me quedaba un paso más atrás todo se resolvía de una forma más pacífica. Así que eso hacía”.

Otra agente de la Policía Nacional destinada en la provincia es María, que actualmente es miembro de Participación Ciudadana. Esta salmantina lleva nueve años en el cuerpo y también estudió Derecho. “Vi la Policía como una buena salida para mis inquietudes y también influyó el consejo de mi padre, que fue policía en su época. Me propuso esto como una opción y me pareció bien”. María ha estado destinada en Santander, Barcelona o Madrid, y como Amelia, reconoce haber sentido el rechazo de algunos musulmanes hacia las mujeres.

Luisa por su parte es cordobesa y lleva 11 años en la Policía, de los que los cinco últimos los ha pasado en Cádiz. Ahora está en la Oficina de Denuncias y reconoce que su caso es “vocacional”, aunque en su familia no hay ningún miembro que haya formado parte del cuerpo. En cuanto a la relación con los compañeros indica que “nunca he notado ningún reparo por nada. El trato es buenísimo, tanto aquí en Cádiz como en otros destinos que he tenido”.

En la Comisaría Provincial hay abundante presencia asturiana, básicamente porque las comisarías del norte tienen mucha demanda. Consuelo, que pertenece al grupo de Delincuencia Urbana, lleva 18 años en el cuerpo, los 12 últimos en Cádiz. “Se necesita mucha puntuación para lograr una plaza en el Norte, ya que hay pocas comisarías grandes”. En cuanto a los compañeros asegura que “tenemos un apoyo total en ellos, no hay ningún problema”.

De Gijón es Sonia, integrante de un grupo de reciente creación y que se dedica a investigar operaciones de blanqueo, unidad que está integrada en la Udyco I. Sonia lleva 21 años en la Policía y 12 en Cádiz. Al igual que le pasa a Consuelo reconoce echar de menos su tierra, pero el hecho de haberse casado con un gaditano aún lo complica todo más. “Es difícil mover a la familia, pero sí que echamos de menos nuestra tierra, igual que les pasa a los gaditanos cuando están destinados en otro lugar”.

Tanto Sonia como Consuelo reconocen que la labor policial siempre entraña sus riesgos, “es parte de nuestro trabajo”, y que en alguna ocasión han vivido momentos complicados.

Sonia llegó a estar seis años destinada en la UPR, donde fue la única mujer “y nunca tuve el más mínimo problema con ningún compañero. Creo que los tiempos han cambiado mucho en general y el cuerpo se ha modernizado”. Y es que mucho ha cambiado España en estos últimos 35 años.

PEDRO M. ESPINOSA, CÁDIZ

Link a enlace http://www.diariodecadiz.es/article/provincia/1911549/anos/paridad/la/policia.html

El lento camino hacia la igualdad de las latinoamericanas

La región avanza en el reconocimiento de los derechos de la mujer, pero aún faltan condiciones para ejercerlos

1417722300_905578_1417724275_noticia_normal

Una mujer de Juchitán de Zaragoza (México) manipula pescado en un comercio. / CORBIS

La igualdad de género ha ido ganando fuerza en el debate público en América Latina. Casi 23 millones de mujeres han accedido al mercado laboral en los últimos diez años, han conquistado un mayor espacio en la sociedad y están más protegidas por las leyes. Sin embargo, el 50% de los empleos que tienen aún son precarios, el 28% de las jóvenes menores de 20 años de toda la región ya son madres y la violencia machista está incrustada en la sociedad. Los avances, lentos y heterogéneos, han tenido resultados distintos entre países y, principalmente, entre el medio urbano y rural. Falta, sobre todo, crear mejores condiciones para que ejerzan los derechos que han conquistado.

Esas son las principales conclusiones de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) de Naciones Unidas, que divulgó en noviembre tres estudios sobre la igualdad de género. Los datos serán debatidos por la ONU a lo largo de 2015, por el vigésimo aniversario de la Cuarta Conferencia Mundial de la Mujer, que se celebró en Pekín en 1995.

La organización subraya que 22,8 millones de mujeres han accedido al mercado laboral en los últimos diez años en América Latina, debido a un incremento del nivel educativo y el crecimiento económico. Las 100 millones de mujeres que hoy trabajan en Latinoamérica representan, no obstante, solo el 50% de las mujeres en edad laboral, en contraste con el 80% de los hombres. La mitad de esos empleos son precarios. “No se ha modificado la estructura del mercado laboral. La mayoría está en el sector público o de servicios, son maestras o enfermeras. El 15% todavía sigue en el servicio doméstico”, explica Sonia Montaño, directora de la División de Asuntos de Género de la CEPAL.

El 28% de las jóvenes menores de 20 años ya han tenido algún hijo

Ante las insuficientes políticas públicas para mejorar el acceso al empleo, solo el 38,4% de las más pobres, con un menor nivel educativo y con obstáculos a la hora de delegar responsabilidades domésticas y familiares, tienen trabajo. En cambio, el 62% de las que poseen menores cargas familiares y más recursos para pagar por cuidado infantil están ocupadas. “Muchas tienen que recurrir al sector informal y trabajar en malas condiciones para compatibilizar el cuidado de sus hijos con la búsqueda de ingresos”, añade la experta.

Esta desventaja económica las puede hacer más vulnerables ante la violencia machista, una de las principales lacras que se mantienen pese a la aprobación de leyes de protección. Las políticas se han centrado, sobre todo, en la atención a las víctimas, con la creación de líneas telefónicas y comisarías especializadas para que puedan denunciar los abusos. Pero el principal obstáculo sigue siendo la lentitud de la justicia, que no resuelve la mayoría de los casos. Y faltan más programas de prevención, explica la directora.

Los datos sobre igualdad de género en América Latina

  • 22,8 millonesde mujeres han accedido al mercado laboral en los últimos 10 años, según la CEPAL.
  • Hay100 millones de ocupadas, pero representan solo el 50% de las que están en edad de trabajar.
  • Lamitad de los empleos remunerados son precarios.
  • El28% de las jóvenes que tienen 19 años son madres.
  • Elaborto sin restricciones solo está permitido en Cuba, Uruguay, México DF y Puerto Rico.
  • EnArgentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela, el aborto está permitido en caso de riesgo para la salud de la mujer, malformación del feto o violación.
  • Chile, Honduras, El Salvador, Nicaragua y República Dominicana penalizan el aborto en todas las circunstancias.
  • En la mayoría de los países que poseen unalegislación de cuotas o de paridad ha aumentado el número de parlamentarias: del 3,7% al 41,6% enEcuador; del 10,1% al 38,6% en Costa Rica; del 23,2% al 37,4% en México; y del 6,3% al 36,6% en Argentina.

Fuente: CEPAL

Otro problema al que se enfrentan las más pobres es el embarazo adolescente. El 18% de todos los nacimientos corresponden a menores de 20 años; el 28% de ellas ya son madres. Cifras estancadas desde los noventa, solo superadas en el África Subsahariana. La autonomía de la mujer con relación a su propio cuerpo aún enfrenta una sociedad conservadora y religiosa que cuestiona sus derechos sexuales y reproductivos. Muchas no tienen acceso a anticonceptivos o preservativos; a veces ni siquiera reciben educación sobre este tema. Además, la mayoría de los países permite el aborto solo en determinados casos; muchos todavía detienen quienes lo hacen.

Montaño considera, en cambio, que uno de los mayores logros han sido las leyes de cuotas en los sistemas electorales que, entre 2003 y 2013, aumentaron del 19% al 26% la participación femenina en las legislaturas en la región. En los países que las adoptaron, como Argentina, Costa Rica, Ecuador, México y Nicaragua, la presencia de mujeres en el Parlamento ronda el 40%; en otros, como Brasil y Panamá, la cifra no llega al 10%. “Pero el acoso político y los chantajes hacen que muchas renuncien a su posición. Y se hacen algunas trampas, como situar a las mujeres al final de las listas electorales”, añade. Aun así, la CEPAL subraya que hay cada vez más juezas, alcaldesas y ministras en la región, que ha elegido a seis jefas de Gobierno en los últimos años.

FELIPE BETIM | Madrid 

Link a enlace http://internacional.elpais.com/internacional/2014/12/04/actualidad/1417722300_905578.html

 

Esta entrada fue publicada en 5 diciembre, 2014. 1 comentario