Poder y Misoginia: “Cuando los hombres asesinan mujeres”

La muerte es la consecuencia más extrema de violencia de pareja. Estudios de homicidios femeninos (en adelante “femicidios”) con datos sobre la relación agresor-víctima pueden proporcionar información importantísima para su prevención. Si bien es cierto que un asesinato puede ser perpetrado tanto por hombres como por mujeres, las mujeres están siendo desproporcionadamente más asesinadas por sus parejas. ¿Por qué ocurre esto?

 femicidios_0

Según Russel y Harmes (2001), el concepto de femicidio designa específicamente el asesinato de mujeres por parte de hombres destacando el hecho de que cuando los hombres matan a las mujeres hay dinámicas de poder, y específicamente las dinámicas de poder que subrayan la misoginia y el sexismo.

 
«El asesinato de una mujer por su pareja es vista como femicidio porque tiene que ver con el poder y el control: los agresores no matan porque pierden el control (de ellos mismos, como la explicación del asesinato “pasional”), sino porque quieren ejercer el control sobre su pareja. Por lo tanto, uno de los síntomas de mayor riesgo de ser asesinadas es justo después de dejar a su pareja. Esto puede ser visto como una manifestación extrema de los intentos de esos hombres para hacer valer su titularidad y control de la sexualidad y la capacidad reproductiva de sus parejas femeninas.»

Con datos de 48 estudios basados ​​en la población de todo el mundo, la OMS señala que entre el 10% y el 69% de las mujeres dijeron haber sido maltratadas físicamente por su pareja durante su vida. El riesgo de maltrato por parte de los hombres comienza en la infancia y es más común si los hombres han sido testigos de la violencia entre sus padres y si han estado expuestos al abuso físico y sexual en la infancia. Después de haber presenciado o sufrido violencia doméstica en la niñez se produce más tarde una mayor aceptación de la violencia, baja autoestima, problemas de apego, y los trastornos de personalidad (Fuente: OMS).
El maltrato es más común en las comunidades donde hay un énfasis cultural en la jerarquía de género, donde hay una mayor aceptación del uso de la violencia en las relaciones interpersonales, y donde la dominación de los hombres y el control de las mujeres es considerada como legítima.

 
«Las mujeres están en mayor riesgo de convertirse en víctimas si ellas mismas aceptan una posición subordinada con respecto a los hombres (a menudo después de haber aprendido en casa por el testimonio de la violencia entre sus padres).»

Las mujeres adultas, especialmente entre las edades de 20 y 40 años, tienen más probabilidades de morir a manos de sus parejas que las mujeres más jóvenes. La diferencia de edad entre la pareja también juega un papel importante en el riesgo de femicidio, el riesgo más grande es cuando hay una disparidad de 15 años con la pareja ( Fuente: García, Soria, y Hurwitz, 2007). A menudo durante la adolescencia muchas de las víctimas se involucraron con hombres mayores. Su corta edad y la falta de experiencia les hace que sea difícil para ellas reconocer y hablar sobre el abuso y buscar ayuda cuando sus parejas son abusivas. De las adolescentes asesinadas por su pareja, el 40 por ciento eran menores de 18 años en el momento de su muerte (García et al., 2007). Factores de riesgo de femicidio incluyen el tener una pareja que está  sin trabajo y/o que se muestra altamente controladora de los comportamientos de la mujer, por lo general tienen una educación limitada y hacen uso de drogas ilícitas. La disponibilidad de un arma de fuego también aumenta este riesgo (Campbell et al., 2003). Las mujeres pobres y jóvenes están en un riesgo más alto que las demás (García et al., 2007).

 ar_2misoginia_051011
«El momento del femicidio también se asocia muy a menudo con una mujer que trataba de salir o terminar una relación, especialmente si ella había estado viviendo con su pareja, con independencia de que ella estaba casada con su pareja.»

Casi la mitad de las víctimas de femicidio por parte de su pareja se había presentado en los servicios de salud en el año anterior a su muerte. Algunas pueden haber tenido lesiones directamente como resultado de abuso físico, pero más a menudo las visitas estaban relacionadas con sentirse saludable o las preocupaciones de abuso de sustancias y salud mental. Existe evidencia de que la vida de las mujeres maltratadas pueden llegar a estar más a resguardo si el médico identifica el abuso y proporciona alguna intervención (Sharps et al., 2001). De acuerdo a ese mismo estudio, la mayoría de las víctimas habían sido maltratadas por su pareja (66%) y habían acudido a las agencias de cuidado de la salud, ya sea por lesiones o problemas de salud física o mental (41%).

 
«El maltrato es conocido por ser más frecuentes durante el embarazo, especialmente en un embarazo no planeado.»

Los estudios han demostrado que la incidencia de maltrato varía de un 3 a un 19% de las mujeres embarazadas, con mayor incidencia entre las mujeres menores de 20 años (Sharps, Laughon, y Giangrande, 2007). Las mujeres maltratadas tienden a recibir atención prenatal, pero pueden ser más propensas a presentarse a finales del embarazo. Las citas médicas de control prenatal a las que faltan pueden ser una bandera roja que advierte sobre la ocurrencia de violencia (Sharps et al., 2001).

«El homicidio es la primera causa de muerte materna en el embarazo (García et al., 2007).»

Casi todos los casos de femicidio habían implicado algún tipo de abuso durante la relación. Esto puede variar desde el acecho y el control de comportamientos por parte de la persona que abusa, hasta a amenazas con un arma y violencia física que requiere tratamiento médico. En los estudios sobre intentos de femicidio, las víctimas a menudo no sospechaban que sus vidas estaban en peligro (Nicolaidis et al., 2003). Los esfuerzos para reducir el riesgo de femicidio que se dirigen sólo a las mujeres que buscan ayuda por problemas relacionados con la violencia pueden pasar por alto las posibles víctimas.
Los estudios han demostrado que las intervenciones durante el embarazo pueden reducir la violencia hasta un año después del parto (Sharps et al., 2007). Es una práctica habitual la recomendación de las asociaciones médicas y de enfermería profesional el detectar el maltrato durante el período perinatal.

Las pacientes que son atendidas en varias ocasiones en el transcurso del embarazo son una “audiencia cautiva” en un momento clave en su vida cuando el maltrato puede ser evidente o puede intensificarse. Los estudios han demostrado que las pacientes no se sienten ofendidas por las preguntas sobre el maltrato y violencia en la pareja (Furniss, McCaffrey, Parnell, y Rovi, 2007). Hay varias opciones, incluyendo entrevistar a una paciente directamente o que esta complete un instrumento de evaluación. Un estudio reciente realizado por MacMillan et al. (2006) demostró que las pacientes preferían las encuestas escritas que el “cara a cara”. Sin embargo, la tasa de maltrato en la pareja parecía menor de lo esperado entre las encuestadas por escrito, aumentando las preocupaciones acerca de su utilidad.
Es muy importante la detección temprana de violencia intrafamiliar, pues ya es bien sabido que existe una relación significativa entre la violencia intrafamiliar en la infancia y la posterior violencia con la pareja.

 
«Garantizar la paz en la sociedad debe comenzar por asegurar la paz en las relaciones entre dos individuos. Si no podemos cultivar relaciones cordiales en el nivel de dos personas, puede ser difícil extender las relaciones cordiales con la sociedad en general.»

La paz en la sociedad debe comenzar por la paz en el hogar y en una relación. Debe haber mejores maneras de ver nuestras diferencias o resolver nuestros problemas en una relación que recurrir a la violencia, maltrato y asesinato.

→Autor: Alexis Rebolledo/HYPOTHESIS

Link a enlace http://www.entretantomagazine.com/2013/11/19/poder-y-misoginia-cuando-los-hombres-asesinan-mujeres/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s