Una policía fuera de servicio detiene a un maltratador tras sorprenderlo en plena agresión

El violento individuo propinó varios puñetazos a la víctima en la cara y le golpeó la cabeza contra un coche delante de su hija de tres años

128698-620-282

Una policía nacional que se encontraba fuera de servicio detuvo a un maltratador tras sorprenderlo cuando propinaba una brutal paliza a su mujer en una gasolinera. La agente, que estaba repostando gasolina con dos amigas, acudió en auxilio de la víctima y la separó del violento individuo tras mostrarle su placa del Cuerpo Nacional de Policía y su carné profesional. Luego pidió apoyo a la Guardia Civil, a través del 112, y retuvo al agresor hasta que llegó una patrulla del instituto armado.

Los hechos ocurrieron el viernes de la semana pasada en la carretera Nacional 630 a su paso por la localidad sevillana de Guillena. La audaz policía regresaba a Valencia tras pasar unos días de vacaciones con dos amigas. La agente tiene 34 años, ingresó en la policía en 2010 y se encuentra destinada en un grupo de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) de la Jefatura Superior de Policía de Valencia, según informaron fuentes sindicales.

La policía vio cómo un hombre con rasgos árabes propinaba varios puñetazos en la cara a una mujer. El individuo también la agarró del pelo y golpeó su cabeza contra la puerta del coche hasta que la víctima cayó al suelo y quedó en estado semiinconsciente. Una niña de tres años lloraba mientras presenciaba la brutal agresión. Fueron unos segundos de gran violencia que terminaron cuando la agente intervino para apartar al maltratador, que profirió insultos racistas contra la policía.

Tras unos momentos en los que parecía que se habían apaciguado los ánimos, el hombre intentó acercarse a la víctima, pero la agente y sus dos amigas se lo impidieron. Su intención era marcharse y empezó a golpear su coche, hizo aspavientos e incluso empujó a la policía, que no respondió a las provocaciones del individuo. Minutos después llegó una patrulla de la Guardia Civil, que se hizo cargo del detenido, y una ambulancia con un equipo médico.

La víctima presentaba varios hematomas en la cara y una fuerte inflamación en el ojo derecho, pero se negó a que la trasladaran a un hospital. Tras agradecer a la policía su valiente actuación, la mujer dijo que tampoco quería presentar denuncia contra su marido.

Sin embargo, la Guardia Civil informó al detenido que estaba acusado de un delito de malos tratos, le leyó sus derechos y realizó las correspondientes diligencias para entregarlas en el juzgado de guardia. Un guardia civil tomó también declaración a la agente del Cuerpo Nacional de Policía.

Horas después se celebró un juicio rápido, y el maltratador fue condenado a cuatro meses de prisión, que no cumplirá, y tiene prohibido acercarse a menos de 300 metros a la víctima en un año y medio. Tras salir del juzgado, la pareja continuó el viaje que realizaba con su hija desde Bélgica a Marruecos, antes de la agresión en la gasolinera, pero separados en dos vehículos.

Javier Martínez | VALENCIA

Link a enlace http://www.lasprovincias.es/sucesos/201408/09/policia-fuera-servicio-detiene-20140809000159-v.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s