S.A.P.

260099_405255326201739_2048575856_nUna de las formas nuevas de violencia contra las mujeres que ha aparecido en los últimos años es la admisión en el ámbito judicial del pretendido Síndrome de Alienación Parental, un invento que materializa el prejuicio o mito machista: mujer manipuladora de los hijos/as. Muchas mujeres que han sufrido malos tratos están perdiendo la custodia de sus hijos/as o se ven obligadas a permitir un régimen de visitas con el padre maltratador cuando intentan protegerlos de él denunciándole por maltrato y/o abusos sexuales. Estas madres se ven obligadas a asistir impotentes al sufrimiento de sus hijos e hijas.

El SAP está dejando en manos de padres violentos y/o pederastas a estos niños y niñas. Rebatido y rechazado por las Asociaciones americanas de Jueces, Fiscales, Psiquiatras y Psicólogos, desgraciadamente en España está irrumpiendo con fuerza en los juzgados. La protección de estos y estas menores debería ser una prioridad para las instituciones implicadas en los diferentes ámbitos donde son atendidos/as. Su invisibilidad hace que los recursos que se ponen a su disposición sean muy escasos y de baja calidad debido a la falta de formación específica en violencia de género en el ámbito familiar e infancia y adolescencia. Como resultado, el sistema falla a la hora de cubrir sus necesidades para alcanzar la plena recuperación del maltrato sufrido, para crecer en un entorno seguro y estable libre de violencia. Y la cadena de transmisión de la violencia de género continúa.

Por todo ello, nos resulta imprescindible pedir a las diferentes administraciones, poderes públicos y políticos:
– Que se considere a los hijos e hijas de mujeres que han sufrido malos tratos víctimas directas de la violencia de género en el ámbito familiar.
– Que las leyes sobre violencia de género tenga en cuenta a esta infancia para la protección de sus derechos y los de sus madres.
– Que se destinen fondos a la investigación de esta problemática para que se pongan en marcha recursos adecuados y de calidad para ellos y ellas que estén sujetos a evaluaciones periódicas.
– Que se forme obligatoriamente y por expertos/as en violencia de género e infancia al personal que atiende a estos/as menores en los diferentes campos: asistencial, judicial, sanitario etc.
– Que se les de a los/as menores credibilidad y voz a la hora de hacerles partícipes en las decisiones tanto judiciales como asistenciales que les atañen, sin prejuzgarlos de estar manipulados/as.
– Que se elaboren protocolos de obligado cumplimiento tanto en el campo judicial (sistema de testificación), como en el policial (actuación respecto a menores y violencia de género) o sanitario (detección precoz de la violencia en los niños/as).
– Que no se admita el SAP como realidad científica en los tribunales españoles, sino como invento destructivo contra las mujeres y sus hijos e hijas.

 

A través de everyoneweb.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s