“Un derecho no conseguido”

Vivir sin violencia no es un privilegio, es un derecho universalVivir sin violencia no es un privilegio, es un derecho universal. La expresión “malos tratos” para definir la violencia que padecen las mujeres es insuficiente, porque se queda corta a la hora de explicar el fenómeno específico de la violencia sexista en cuanto a su origen y consecuencias, ya que la calificación se reduce a manifestaciones de violencia doméstica que nos sirven para descubrir el estado devastador y la situación de terror que viven las víctimas.

Se trata de un terrorismo sexista que como cualquier otro se sustenta en un contexto ideológico, que en el caso del terrorismo masculino hacia las mujeres tiene su soporte en la propia estructura de la sociedad a causa del sistema patriarcal.

La violencia, en cualquier escenario, tiene un efecto bidimensional, actuando nocivamente sobre la víctima tanto a nivel físico como psicológico.

La violencia psíquica aparece inevitablemente siempre que hay otro tipo de violencia. Supone amenazas, insultos, humillaciones, desprecio hacia la propia mujer, desvalorizando su trabajo, sus opiniones… Implica una manipulación en la que incluso la indiferencia o el silencio provocan en ella sentimientos de culpa e indefensión, incrementando el control y la dominación del agresor sobre la víctima, que es el objetivo último de la violencia de género. Dentro de esta categoría podrían incluirse otros tipos de violencia que llevan aparejado sufrimiento psicológico para la víctima, y utilizan las coacciones, amenazas y manipulaciones para lograr sus fines. 
581566_406540362739902_586831509_nLas expresiones de deterioro psicológico encontradas en las víctimas de maltrato habitual oscilan entre la ansiedad crónica o la depresión por desesperanza, hasta la configuración de cuadros psicopatológicos como el síndrome de la mujer maltratada.

El síndrome de la mujer maltratada, definido por Walker y Dutton, se define como una adaptación a la situación aversiva caracterizada por el incremento de la habilidad de la persona para afrontar los estímulos adversos y minimizar el dolor, además de presentar distorsiones cognitivas, como la minimización, negación o disociación por el cambio en la forma de verse a sí mismas, a los demás y al mundo.

En el síndrome de la mujer maltratada también pueden aparecer otros síntomas tales como: sentimientos depresivos, de rabia, baja autoestima, culpa y rencor. Re-experimentación del suceso traumático, evitación de situaciones asociadas al maltrato y aumento de la activación. Suelen presentar problemas somáticos, disfunciones sexuales, conductas adictivas y dificultades en sus relaciones personales.

Estas mujeres tienen dificultades para dormir, con pesadillas en las que reviven lo pasado, están continuamente alerta, hipervigilantes, irritables y con problemas de concentración.

Además, el alto nivel de ansiedad genera problemas de salud y alteraciones psicosomáticas, y pueden aparecer problemas depresivos importantes.

El ejercicio de la violencia de género implica el aislamiento y la autodestrucción premeditada de la red de apoyo social de la víctima. Para que la mujer que sufre violencia no se sienta indefensa es necesario que perciba que existe una amplia red de apoyo a todos los niveles. Una red de apoyo que identifica su situación, es su apoyo, y es parte de su salida.

Vivir sin violencia no es un privilegio. Es un derecho universal, es un derecho no conseguido.

Es imprescindible que tejamos una red que impida que la marea negra de la violencia contra las mujeres siga avanzando.

Elena Marcello Santos – Psicología. Cooperativa Kinema.

Ana Marcello Santos – Trabajadora Social. Cooperativa Kinema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s