Tipo de golpe: maltrato psicológico

¿Qué es?

Se trata de un tipo de maltrato no ligado necesariamente a violencia física alguna, más lento, más sutil, más silente, difícil de detectar, pero no menos insidioso y a veces bastante más destructivo.

maltrato

La renovada legislación penal española de abril de 1999 reconoce el maltrato psicológico habitual como tipología delictiva en causas de violencia familiar. No obstante, pocas son las ocasiones en que puede demostrarse judicialmente su presencia y grave incidencia en la salud de la mujer maltratada. El maltratador psicológico no usa de la fuerza de sus manos o piernas, no utiliza objetos para golpear, no agrede sexualmente. Su violencia tiene el mismo objetivo que la aplicada por medios físicos, anular y dominar a la víctima, pero sus recursos son distintos. Prevaleciéndose de su acceso al recinto íntimo de seguridad y confianza construido en la pareja, el abusador psicológico pone en práctica un repertorio diverso de tácticas inscritas en una estrategia general de extinción progresiva de la identidad de la víctima. A menudo enmascarado entre conductas seudoafectivas dirigidas a desorientar emocionalmente a la mujer, el abuso psicológico se encarna en desvalorizacionesamenazas encubiertas; conductas de restricción de la libertad de la mujer; críticas y ridiculización de aspecto, iniciativas y personalidad; culpabilización y, en torno a ello, un paulatino aislamiento que reduce las probabilidades de escape de la víctima y la expone traumáticamente a un entorno deshumanizante. El conjunto tiene un resultado acumulativo que debilita el sentido de la identidad de la víctima, desposeyéndola de referentes y minando subrepticiamente la capacidad de inserción equilibrada en su propio entorno vital. La integridad psicológica de la mujer abusada se fragmenta y ella comienza a sentirse insignificante, pequeña, avergonzada de ser y existir.

¿Con qué frecuencia se da?

Se dan casos de abuso psicológico/emocional en matrimonios, parejas íntimas, padres e hijos, hacia los ancianos, y por lo general, donde exista una diferencia de poder.

¿Cómo puedo identificar si me está ocurriendo a mí?

La persona que abusa de ti puede:

  • Ignorar frecuentemente tus sentimientos.
  • Te ridiculiza en lo que más valoras, como en tus creencias, sexo, sexualidad, habilidades, edad, apariencias, u orientación sexual.
  • Te ridiculiza o insulta por tu religión, raza, familia, clase social, o idioma.
  • Se abstiene de aprobar lo que haces, mostrar aprecio, o afecto.
  • Constantemente te critica, te insulta, y te grita.
  • Te humilla en privado o en público.
  • Se niega a socializar contigo.
  • No te permite trabajar, controla el dinero, y toma todas las decisiones.
  • Intenta evitar que veas o hables con familiares y amistades.
  • Frecuentemente te amenaza con marchar o te dice que te marches.
  • Te manipula con mentiras y contradicciones.
  • Se comporta de manera amenazadora.
  • Utiliza expresiones faciales y/o posturas corporales para intimidarte.
  • Te acusa de infidelidad.
  • Utiliza un lenguaje repleto de referencias sexuales.
  • Abusa verbalmente de los niños o mascotas del hogar.

Como respuesta a esto, puedes sentirte:

  • Inservible.
  • Dependiente del abusador.
  • Confundida.
  • Triste.
  • Enfadada.
  • Aislada.
  • Sin control de tu propia vida.

¿Cómo puedo enfrentarme a ello?

  • Si no estás segura de estar siendo abusada, háblalo con amigos o familiares que consideres que son de ayuda emocional y de quien confíes plenamente.
  • Recuerda que como muy posiblemente te sientes dependiente del abusador, puede que te incomoden y tiendas a perder confianza en las personas que intentan ayudarte.
  • Recuérdate a ti misma que tienes derecho a una vida libre de abuso.
  • Intenta darte mensajes positivos, que te den fuerza, como por ejemplo “soy una buena persona, y merezco ser tratada como tal”.
  • Participa en actividades de las que puedas disfrutar, que te animen y fortalezcan.
  • Pregúntate a ti misma qué le dirías a una amiga que pasase por la misma situación.
  • Si dependes de la economía de tu 

    abusador, intenta conseguir un trabajo. Puede que incluso debas considerar crear una cuenta bancaria por separado y ahorrar dinero por si el abuso crece de más.

  • Siempre ten preparado números de teléfono y dinero ahorrado por si debes marchar repentinamente.

de sallypan en Psicología

Link a enlace http://sallypan.wordpress.com/2011/08/24/maltrato-psicologico/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s