El subdelegado dice que “todo apunta a un caso de violencia de género” en las muertes de Pozoblanco

Un hombre de 80 años mata a su mujer con un arma blanca y luego se suicida

Las hijas del matrimonio descubren los cadáveres en el interior de la casa. La mujer, cuyo funeral se celebra en la parroquia de San Bartolomé, presentaba un corte en la cabeza.

Domingo negro en Pozoblanco. La Guardia Civil investiga la muerte de un matrimonio de 80 y 81 años en el interior de su vivienda, en la calle Muñoz Sepúlveda, con la hipótesis principal de que podría tratarse de un nuevo caso de violencia de género, según la hipótesis principal que baraja la Guardia Civil, informó ayer la Subdelegación del Gobierno. Fueron los propios familiares de los fallecidos quienes ayer por la mañana encontraron los cadáveres y a las 10:45 dieron el aviso al Centro de Coordinación de Emergencias (Cecem) 112.

Según pudo saber El Día, una de las hijas acudió con su marido al domicilio de sus padres y al comprobar que no les abrían la puerta llamó a su hermana, quien guardaba unas llaves de la casa. Decidieron entrar, pues en la noche anterior sus padres no le habían cogido el teléfono. Y el hallazgo fue aterrador: Remedios B. M., de 81 años, yacía en el salón de la casa y a escasos metros, ya en el patio, estaba M. H. R. en el suelo, también fallecido. En el domicilio se vivieron momentos de gran dolor de familiares y allegados, que acudieron en apoyo. La calle fue un ir y venir de vecinos. Nadie daba crédito a lo ocurrido.

La mujer presentaba un corte en la parte posterior de la cabeza que pudiera haber sido producido con un arma blanca, posiblemente un pequeño hacha o un machete. Junto a la mujer había un enorme charco de sangre. Ya en el patio, a unos tres metros de ella, yacía el cuerpo sin vida del hombre sin signos externos de violencia. Los investigadores barajan que podría haberse suicidado, posiblemente con fármacos, pues al parecer se encontraba en tratamiento psicológico. Fuentes próximas al caso informaron de que la hipótesis principal es la violencia de género: tras supuestamente dar muerte a su mujer, el presunto agresor habría decidido quitarse también la vida.

Algunos de los vecinos de los fallecidos afirmaban ayer “que el hombre no tenía una buena relación con su mujer”. “Era una persona muy rara, que hacía padecer mucho a su mujer”, indicaban otros. Sobre la mujer, en cambio, señalaban “que era una persona buena que había aguantado muchas cosas a su marido”.

El suceso pudo producirse el viernes por la tarde, ya que sus hijas hablaron con ellos por teléfono en el mediodía del viernes. En torno a las 21:30 de ese día, la pareja de ancianos no respondió a las llamadas de teléfono, pero sus hijas creyeron que ya estaban dormidos.

Hasta el lugar de los hechos acudieron agentes de la Policía Local y de la Guardia Civil, mientras que el juzgado de instrucción decretó el secreto de actuaciones sobre el suceso. Los agentes de la Policía Judicial llevaron a cabo la inspección de la vivienda hasta pasadas las 15:45; el forense, que llegó al escenario del suceso a las 12:45, permaneció en el interior del domicilio cerca de tres horas. Los investigadores revisaron no sólo el interior de la vivienda, sino también alguna casa colindante para descartar y tener en cuenta cualquier posibilidad. El instituto armado precintó la calle, al trasladarse allí numerosos vecinos de la localidad para conocer los hechos en primera persona.

El matrimonio fallecido residía en el número 55 de la calle Muñoz Sepúlveda. El entierro de la mujer se celebrará hoy lunes a las 18:00 en la parroquia de San Bartolomé de Pozoblanco; el hombre será incinerado. Los cuerpos de los fallecidos fueron traslados en la tarde de ayer al Instituto Anatómico Forense de Córdoba.

De confirmarse definitivamente que se trata de un caso de violencia de género, Remedios B. M. sería la víctima número seis de la violencia de género en Andalucía en lo que va de año. La última fue una joven jerezana de 22 años, que resultó apuñalada por su expareja, con quien tenía un hijo de un año de edad. En Córdoba, se trata de la segunda víctima de 2013. El anterior hecho luctuoso se produjo el 22 de mayo en la barriada periférica de Alcolea, en Córdoba capital, cuando un individuo mató supuestamente a su mujer, de 51 años, golpeándola con un atizador de brasero. El presunto asesino también utilizó este objeto de hierro para agredir a su hermano, que vivía en la planta superior de la vivienda. Ni la víctima de Pozoblanco ni la de Alcolea habían presentado denuncias previas por maltrato.

Emilio Gómez | Diario de Sevilla

 

pozoblancoEl subedelegado del Gobierno central en Córdoba, Juan José Primo Jurado, ha avanzado este lunes que, a falta de contar con el resultado de las autopsias y aunque no se descarten otras hipótesis, en relación con la muerte del matrimonio octogenario que ha tenido lugar este domingo en su domicilio de Pozoblanco (Córdoba) “todo apunta a un caso de violencia de género”.

En declaraciones a los periodistas, Primo Jurado ha explicado que fallecidos “eran un matrimonio de avanzada edad, con 81 años ella (Remedios R.M.) y 80 años él (Manuel H.R.)”, y hay constancia de que “el suceso ocurrió por la mañana (de este domingo) porque a las 10,30 horas se da el aviso de que los cuerpos sin vida de ambos han sido hallados por una hija de ambos en el domicilio del propio matrimonio, ubicado en la calle Muñoz Sepúlveda.

Ya se ha constatado, según ha señalado el subdelegado, que la mujer “murió por heridas de arma blanca”, estando previsto que su funeral se celebre este mismo día en Pozoblanco, mientras que, en el caso del marido, “tenemos que esperar todavía la autopsia, para ver cuál fue la causa de la muerte”, ya que el cadáver de la mujer fue encontrado en el salón de la casa familiar, presentando las referidas heridas por arma blanca en el cuello y en una mano, mientras que el cuerpo sin vida del hombre estaba en el patio de la vivienda y sin signos aparentes de violencia.

Ante esto, Primo Jurado ha destacado que, “en principio, aunque no se descartan otras hipótesis, lamentablemente todo apunta ya a un caso de violencia de género”, de modo que, “aparte de enviar las condolencias a la familia”, lo que procede, según ha dicho el subdelegado, “es condenar este hecho y reiterar, como siempre, que se denuncien” los supuestos casos de malos tratos, “tanto por parte de las personas afectadas, como por parte de los familiares”, en cuanto haya “el primer indicio”.

Primo Jurado, quien ha presentado el Plan ‘Mayor Seguridad’ en un Centro Municipal de Mayores de Córdoba junto al alcalde de la ciudad, José Antonio Nieto, y el comisario jefe provincial de la Policía Nacional en Córdoba, Manuel Bouzas, ha reconocido que “no había ningún tipo de denuncia” previa de la mujer contra su marido, como posible víctima de violencia de género, y tampoco se había dictado “ninguna orden de protección” en favor de ella, ni de alejamiento de su esposa, en contra de él.

Córdoba (Europa Press)

Link a enlaces

http://www.diariodesevilla.es/article/andalucia/1546124/hallan/dos/ancianos/muertos/pozoblanco/posible/caso/violencia/machista.html

http://www.europapress.es/andalucia/noticia-subdelegado-dice-todo-apunta-caso-violencia-genero-muertes-pozoblanco-20130617133645.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s