La mujer en las Fuerzas Armadas: camino de la igualdad

Actualmente podemos decir que se ha avanzado mucho en igualdad de género, especialmente en el ámbito laboral, donde hoy en día nadie se sorprende al conocer a una mujer química, médico o ingeniera. Sin embargo, sigue habiendo una cierta tendencia a considerar más masculinas determinadas profesiones, la mayoría de ellas asociadas a trabajos que no sólo requieren fuerza y resistencia física sino que para acceder a ellas, se exige a sus miembros superar una serie de pruebas conocidas por su dureza y dificultad.

Es el caso, por ejemplo, de las Fuerzas Armadas, donde sigue habiendo una mayoría de hombres militares, especialmente en los puestos más altos. Sin embargo, Francia y España se encuentran a la cabeza de Europa en lo que a presencia femenina en el Ejército se refiere, con una tasa de feminización del 15% y del 12,3%, respectivamente.

Pero no sólo son dos de los países que cuentan con un mayor número de mujeres entre sus militares sino que, además, tienen un sistema de carácter integrador que eleva a estas mujeres a la condición de militares de pleno derecho.

No obstante, las mujeres no han tenido acceso a puestos militares hasta unas décadas atrás. De ahí, que todavía sean un género minoritario y no hayan alcanzado los cargos más elevados. Pese a todo, van por el buen camino y, si las estadísticas se mantienen, es posible que dentro de una o dos décadas las mujeres terminen haciéndose el hueco que les corresponde.

Francia, líder de Europa en integración femenina militar

Con un 15% de tasa de feminización, Francia es el país europeo que mayor porcentaje de mujeres registra en sus Fuerza Armadas, un dato que ha sido más o menos estable en los últimos años. Así lo afirma Patricia Adam, presidenta de la Comisión de Defensa y de las Fuerzas Armadas de la Asamblea Nacional de Francia.

Cabe destacar, según Adam, la evidente evolución que ha experimentado la mentalidad francesa en cuanto a la vinculación de la mujer con las Fuerzas Armadas. Así, incide en que, frente a la visión tradicional, en la que la mujer en el ejército se concebía exclusivamente como esposa de militar o, por el contrario, como prostituta, hoy encontramos una postura mucho más integrista y abierta que le otorga desde un principio la consideración de profesional, siendo ésta una militar de pleno derecho.

No obstante, Adam reconoce que la mujer militar en Francia “aún no se encuentra en los cargos más altos, como puede ser el de jefe del Estado Mayor” pero confía “en que esa realidad también llegará”.

mujeres-fuerzas-armadas-europa-3-121912_LLas mujeres en el Ejército español

Al igual que en Francia, la presencia femenina en Las Fuerzas Armadas en España ha experimentado un crecimiento constante, llegando a duplicarse el número de mujeres militares en los últimos doce años. Así, de acuerdo con los datos del último estudio realizado por el Observatorio Militar para la Igualdad, el Ejército ha pasado de tener una tasa de feminización del 6,6% en el año 2000 a una del 12,2% en 2012.

Por lo general, estas mujeres están perfectamente integradas. Obviamente, “todavía quedan militares ‘de la vieja guardia’ que no han asimilado al cien por cien que una mujer pueda hacer lo mismo que un hombre”, explica Mari Ángeles Moya, perdiodista especializada en Defensa, pero “son los menos”, añade. Y asegura que entre los jóvenes, ven a sus compañeras “como un militar más” que, por otro lado, es lo que ellas reivindican.

En cualquier caso, es en el ámbito exclusivamente militar donde más se acusa la todavía reciente entrada de la mujer en el Ejército, pues el número de mujeres que trabajan dentro de esta institución en cargos laborales supera el 37% y en puestos de funcionariado la cifra asciende al 56,2%, superando en número a los hombres.

 

La legislación española favorece la integración de mujeres militares en igualdad de condiciones

Respecto a la legislación española, en relación con la integración femenina, Domínguez-Alcahud aclara que se ha instaurado un modelo propio que ha favorecido el proceso de integración de la mujer dentro el ejército.

Cabe destacar que, una vez que se permitió el acceso de mujeres a las Fuerzas Armadas Españolas, no se crearon cuerpos militares específicos para ellas, sino que éstas fueron integradas en los cuerpos que ya existían y en igualdad de condiciones.

Dice Mari Ángeles Moya que, efectivamente, hay “mujeres militares que ocupan los mismos puestos que los hombres en lo que sería la ‘primera línea de combate’, pero son mujeres ‘muy especiales’ puesto que, para estar ahí, es necesario que tengan la misma capacitación que un hombre”.

Actualmente, por tanto, cualquier mujer que esté dentro del Ejército puede acceder a todos los destinos, incluso los operativos (los que podríamos llamar ‘de élite’), así como alcanzar el máximo empleo en cada una de sus especialidades. No obstante, para ello debe superar las correspondientes pruebas, incluidas las físicas, con las mismas exigencias que un hombre.

En este sentido, Domínguez-Alcahud resalta que “nuestras Fuerzas Armadas están preparadas como pocas organizaciones para favorecer la igualdad efectiva entre hombres y mujeres”. Una igualdad que se traslada a todos los ámbitos y que no siempre le pone las cosas fáciles al sexo femenino, pero es, al fin y al cabo, la verdadera igualdad.

Link a enlace http://www.enfemenino.com/feminismo-derechos-igualdad/mujeres-en-las-fuerzas-armadas-d49434.html

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s