Detenido por pegar a su novia el que mató a dos mujeres y las tiró a los cerdos

Un varón identificado por las iniciales J.M.B, autor de la muerte de al menos dos mujeres en una granja de cerdos de Telde en los años ochenta del siglo pasado, ha sido detenido tras una denuncia de su actual pareja que le ha llevado a pasar el fin de semana en la prisión provincial de Salto del Negro y quedar ayer lunes a disposición del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Las Palmas de Gran Canaria, tal y como adelantó ayer canariasahora.com.

El juez Luis Ocaña decretó ayer su puesta en libertad con una orden de alejamiento y hoy decidirá si le imputa algún delito, según explicaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Canarias al referido diario digital.

El presunto agresor fue condenado en 1995 por la Sección Segunda de la Audiencia de Las Palmas a un total de 71 años y dos días de diferentes penas de prisión, como autor de varios delitos de asesinato, homicidio, detención ilegal y violación, por la muerte de al menos dos mujeres, una en 1986 y otra en 1989, cuyos restos mortales quemó y descuartizó, echándolos a los cerdos en una granja ubicada en el pago de Hoya Niebla, dentro del término municipal grancanario de Telde.

Botellazo

Según la sentencia de 29 de abril de 1995, el detenido mató en agosto de 1986, cuando tenía 34 años, a una prostituta que conoció en el barrio capitalino de Guanarteme, a la cual se llevó de un bar en una furgoneta hasta la costa de Bañaderos, en el norte de la llamada isla redonda, y tras intentar violarla en la parte posterior del vehículo, tras ordenar a un compinche que le diera un golpe en la cabeza con una botella de cerveza, la trasladaron media inconsciente y sangrando a la granja de cerdos de su propiedad, donde sí logró penetrarla contra su voluntad.

Aquella primera víctima de J.M.B. murió al clavarle el homicida tres veces en su pecho una barra de hierro, y entre el detenido de este lunes y su compinche, también condenado por la Audiencia a veinte años de prisión por encubridor, trasladaron el cadáver sobre el colchón ensangrentado y lo colocaron sobre unos palés de madera, prendiéndole fuego. Los restos que quedaron después de la combustión fueron descuartizados y echados a los cerdos.

El Supremo rebajó

Años después, el 26 de octubre de 1989, J.M.B. volvió a actuar en la granja, al mantener con otra mujer relaciones sexuales, no consentidas según la citada sentencia de la Audiencia si bien el Tribunal Supremo entendió que sí lo fueron, por lo cual no hubo violación, en una sentencia posterior de 7 de febrero de 1997, en la que rebajó las penas al considerar que, en uno de los casos, tampoco hubo asesinato sino homicidio.

En esta segunda muerte probada, tras mantener relaciones sexuales en la granja porcina, J.M.B. acabó con la vida de esta mujer, suegra de su compinche de la primera muerte, e hizo desaparecer su cadáver, quemándolo en un montón de palés existentes en la granja y siguiendo el mismo método.

Sin noticias

Según informaciones de la época y otras más recientes, al parecer hizo desaparecer a su pareja de entonces, conocedora de estos crímenes, cuyo cadáver no ha sido encontrado hasta el momento.

J.M.B. salió de prisión en el año 2007, después de 17 años desde la apertura de las diligencias previas y su detención en 1990.

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Link a enlace http://www.diariodeavisos.com/detenido-por-pegar-su-novia-mato-2-mujeres-tiro-cerdos/

A través de Plataforma29octubre

no mas violencia contra las mujeres

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s