“Me apuntó con la escopeta y pensé: ¿Pero cómo he llegado hasta aquí?”

Han pasado seis años desde que se fue de casa. Atrás dejó más de media vida y un infierno. Evita ser fotografiada. Quiere, dice, que su testimonio llegue hoy a las mujeres que estén pasando lo mismo que pasó ella.

(…)

¿Cuánto tiempo estuvo con él?

20 años.

¿Y siempre así?

Pero no sabes que siempre fue así. Sólo te das cuenta al final.

El nacimiento de su hijo.

Me tuvo agarrada. Desencadenó lo peor de él. El niño, como yo, no podía ver a su familia. Y a partir de ahí es cuando ya no sólo se trata de ti, sino también de tu hijo. Yo espabilo o salgo en un cajón.

Usted eso además lo sabía porque lee los periódicos.

Y ahora lo veía de frente. Tenía los ojos abiertos. A mí me llegó a apuntar con una escopeta de caza.

¿Por qué?

Me había saltado la orden. Había dejado a mi hijo con sus primos y su tío. El niño se quería quedar jugando con ellos y lo dejé. Cuando se enteró me empezó a gritar a que volviese a por él inmediatamente. Discutimos y pasó.

¿Qué pensó con el cañón de la escopeta apuntándole?

Que ya no salía, que se acababa. Y pensé: «¿Pero de verdad he llegado hasta aquí?». Penoso.

¿Qué ocurrió los días siguientes?

Pensé en mi hijo. Fue levantar el teléfono y tuve a toda mi familia conmigo. A espaldas de él, claro. Salí de casa en cuanto se fue a trabajar. No volví nunca.

(…)

Manuel Jabois (Pontevedra)

Link a enlace http://diariodepontevedra.galiciae.com/nova/212882.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s